Barra Novedades Satus

SATUS EN REDES SOCIALES

 

La conservación frigorífica del ajo cada vez toma más relevancia en nuestro país, nuevas tecnologías se están aplicando para poder mejorar este sistema e implementarlo de mayor forma en la exportación.  Esto es importante puesto que pues puede mantener con vida el producto durante más de 8 meses, pero hay que ser precavidos en el mal manejo de las cámaras frigoríficas para evitar aspectos no deseados.

Para lograr una conservación exitosa se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El punto de cosecha y el punto de corte del bulbo para exportación.

  • Las condiciones ambientales.

  • La oportunidad de ingreso al frigorífico.

  • El control de la humedad.

  • La temperatura de la cámara.

Hay que tener en cuenta que cada variedad tiene su propia aptitud de conservación.

La vida útil para comercializar el ajo una vez cortada la cadena de frío depende del momento en que se lo retira de la cámara, si es temprano se tendrán varias semanas y si es muy tarde solo se contará con días. Esto se debe a que el brote del ajo crece muy lentamente mientras se encuentra en la cámara frigorífica, pero cuando se lo retira del frío crece muy rápidamente, tanto más mientras más tarde sea.

Los cambios bruscos de temperatura pueden llegar a dañar el cultivo, para evitar esto, se recomienda hacer un pre-enfriamiento antes de ser colocados en la cámara. A su vez, se deben tomar precauciones al retirar el producto de la cámara para no generar manchas o podredumbres.



Fuente consultada e imagen extraída de: inta.gob.ar